18 junio, 2007

Winsor McCay - The Sinking of the Lusitania


The first work done was the moving sea.

Mucho antes del hundimiento del Titanic de James Cameron por un iceberg, y del ficticio Poseidón de Wolfgang Petersen por una ola gigante; incluso antes de todas sus antiguas versiones para el cine de estos y otros barcos, hubo un cortometraje pionero en este género del hundir la flota. El Hundimiento del Lusitania, la obra maestra (cinematográfica) del dibujante Winsor McCay, estrenado en 1918, sólo tres años después del hundimiento real del Lusitania, un trasatlántico inglés de lujo que fue atacado por un torpedo pecador de la pradera de alemania, haciendo entrar así a los EEUU en la I Guerra Mundial. La explosión del torpedo fue todavía mayor de lo que debiera, pues parece ser que reventó alguna de las enormes calderas durante la colisión, e incluso se dice que el barco estaba cargado con material bélico inflamable... Toda esta explosiva explosión fue explotada por McCay para crear una escena impresionante de una calidad de animación sin precedentes (de hecho pocos precedentes de animación había hace 90 años...). Todavía me pregunto como habrán hecho los efectos de humo de las chimeneas; realmente hipnótico.

Curiosidad: Tan sólo tres años antes de la tragedia del Lusitania, el Titanic había tocado fondo, marino, por el choque contra un iceberg. A 800 kms de él, estaba su barco gemelo Olympic, cruzando ese mismo campo helado en sentido contrario. El propio Lusitania y su también barco gemelo Mauretania, cruzaban esa zona habitualmente y a una velocidad todavía mayor. Pero ya es mala suerte que el pobre Titanic, en su primer viaje, se vaya a pique por chocar contra un enorme trozo de hielo. ¿Seguro que fue un iceberg lo que hundió el Titanic? Pregunto...
Y si lo era, ¿qué hacía ahí? Es como si conduces todos los días el coche viejo de tus padres, sin cometer ninguna desgracia, y un día te compras tu propio coche, nuevecito, y te estrellas contra un camión; un camión aparcado... Y piensas, -puede ser que el (país) vecino envidioso haya puesto aquí el camión para fastidiarme...- Tratándose de una época de preguerra mundial, donde poco después se hundirá otro de los barcos más famosos que han existido nunca....... Vale, algunos pensarán
-¡Qué forma más tonta de pretender crear polémica!- Pero piensen lo siguiente: Ahora es bien sabido que el Titanic se partió por la mitad antes de hundirse, en cambio casi ninguno de los supervivientes recuerda tal cosa. Quizás, a la inversa, haya ocurrido lo mismo con el iceberg... Mmm... Y si era un OVNI ¿? (Mierda, aquí es cuando pierdo toda credibilidad).

Volviendo a McCay... Mundialmente conocido, ya no sólo por sus absolutamente pioneras animaciones, sino, sobretodo, por sus historietas, más concretamente por su genial Little Nemo in Slumberland, una de las obras cumbres del cómic universal. Se publicó semanalmente en el New York Herald entre el 1905 y el 1911. Luego pasó al New York American y otros periódicos de William Randolph Hearst (el de Ciudadano Kane), donde se publicó otros tres años más. Cada historieta trata sobre un sueño concreto, lleno de fantasía y surrealismo, y protagonizado por un niño, Nemo, que al final de cada capítulo siempre se despierta en su cama, o en el suelo... Little Nemo fue llevado al mundo del cine por el propio autor, en un cortometraje de 1911; la primera incursión de McCay en el mundo de la animación. También se han realizado, entre otras cosas, una película de animación en el 89 (estreno en Japón), así como un genial videojuego desarrollado por los genios de Capcom, con posterior adaptación para la NES. McCay volverá al mundo de la animación al año siguiente con How a Mosquito Operates (1912), y con su película más conocida, Gertie the Dinosaur (1914), que algunos consideran el primer dibujo animado de la historia, pero que, como ven, no lo es.


-COMIENZOS DE LA ANIMACIÓN-

La animación aparece antes que el propio cine, con aparatos ópticos como el zootropo, que era como un GIF animado rupestre. No fue hasta la llegada del francés Émile Reynaud cuando se empezaron a dejar atrás las animaciones cíclicas y se introdujo por fin un breve argumento que además era proyectado y sonorizado (musica + efectos) por el propio Reynaud en su Teatro Óptico, un precursor del cinematógrafo. Su paisano y tocayo Émile Cohl fue el primero en utilizar el formato cinematográfico para crear dibujos animados. Cabe mencionar que el cinematógrafo no es más que otro juguete óptico de animación. Cohl realiza el considerado primer cartoon de la historia: Fantasmagorie (1908), donde el animador interactua con el propio dibujo animado. Antes de esto ya se habían creado algunas animaciones de objetos, como en El Hotel Eléctrico (1905), del español Segundo de Chomón, y producido por los hermanos Pathé, competidores de George Méliès, quien, por supuesto, también fue un pionero de la animación y los efectos especiales (que es casi lo mismo, y más por aquel entonces). En la casa Pathé, Chomón también creó la súper ingeniosa Los Kiriki, Acróbatas Japoneses (1907), una de las primeras películas coloreadas con una técnica inventada por él y llamada luego Pathé Color. Otro pionero es un inglés afincado en USA, James Stuart Blackton, quien, en colaboración con Thomas Edison, creó la antiquísima The Enchanted Drawing (1900); de nuevo con una interacción entre el autor y su dibujo. Para algunos, ésta es la primera animación, pero... bueno, no hay mucha animación como podrán ver; como siempre, la linea que separa la animación, de los efectos especiales, está muy difusa. Luego ya vino Winsor McCay, quien también solía crear animaciones donde él mismo se relacionaba con sus creaciones animadas, como hizo con Nemo y con Gertie. Esta idea de interacción entre creador y creación, se utilizó mucho al principio, como era de "esperar", pero en el futuro también siguió funcionando, aunque, claro, en menor medida. Por ejemplo con Bosko, la primera estrella de la Warner. También Chuck Jones jugó con esa idea en el genialísimo (no tiene otro adjetivo) Duck Amuck (1953), y volvió a jugar más tarde en Rabbit Rampage. ●●●


By Fran Estévez

PROXIMAMENTE: Por una vez, yo también me uniré a la moda de las dobles actualizaciones. Sigue leyendo... (imperativo)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esta web no se hunde como el lusitania por articulos como este

Alejandro dijo...

Excelente resumen...