30 septiembre, 2008

YO y MI ESTÓMAGO


Pues sí, llego el día, hoy..., llego el día que vuelvo a ponerme a régimen. La anterior vez ya la conocísteis, en El zoom erótico mismo, donde colgué unas fotos casi en pelota para humillarme y tener que responder a los insultos. Os debo una foto de cómo quedé para casarme, y la pondré aquí mismo, vive Dios. Perdí 36 kilos en unos pocos meses...

Pero pasó lo inevitable, lo que me lleva persiguiendo toda la vida..., y es que volví a engordar. Y no es por otro motivo más obvio que un chupete amarillento: me encanta comer..., lo encuentro el mayor placer que existe y el más rico, con esa piramide de sabores. Por eso esta vida a veces me desalienta tanto...¿por qué lo que adoro es prohibitivo y malo para mí? Pues porque es lo que hay, claro. Desde mi boda he cogido 40 kilos (casi no sabemos cocinar y nos hemos independizado, casi nah..., y cuando visitamos a las madres es cosa de "a cuatro platos")...y creo que ahora tengo la solución.

Y es que es lo de siempre: ¿adelgazar para mi o para los demás? Sobra decir que de cara a la boda adelgacé para los demás..., y así lo he hecho toda mi vida y las cien que he adelgazado..., pero creo que ha llegado la hora de cambiar, de madurar..., ha llegado la hora de adelgazar por salud, para mí..., sobre todo cuando la báscula me ha dicho que estoy casi en 121 kilos..., no puedo consentirlo...no puedo hacerlo porque me duelen los huesos, me falla la circulación y no puedo moverme. Pienso recuperarme y combatir la gula que me puede..., pienso hacerlo y no pienso parar.

Y es que es lo de siempre, al final lo más sencillo es lo mejor: voy a adelgazar despacito, sin trucos que engañen al cuerpo, en un endocrino de los de toda la vida y sin acupunturas ni calambres. Porque, diantres, no hay ningún tipo de misterio: para adelgazar hay que comer sano y pasar hambre..., y sufrir..., y quien diga lo contrario miente porque, por ley de vida, no estaría adelgazando, ya que no tendría más que quedarse como está.

¿Deporte? También, pero aeróbico y más adelante (cualquiera mueve ahora tanta mierda), que si no luego todo te vuelve en carnes. Es todo tan obvio, tan fácil sobre el papel...y con fuerza de voluntad voy a ganar. Y, por supuesto, voy a volver a despelotarme, aquí...ahora..., faltaría más...Y con fotos del lunes por la mañana, que es cuando empecé el régimen...

...voy a educar a mi estómago, que está hecho un necio. Y voy a hacerlo de la única manera posible: sin prisa pero sin pause. Voy por ti, mulo...

Y es que hay gente que come y no engorda, sí..., pero yo no soy de ésos..., yo engordo y adelgazo con una facilidad pasmosa..., pero siempre opto por el engorde, qué duda cabe. Hasta hoy...

...porque no hay nada que me haga sentir mejor que estar a gusto conmigo mismo. Nada, ni siquiera uno de ésos al roquefort...

Puta vida, eh...

13 comentarios:

REFO dijo...

Mucho ánimo joder. Yo he perdido 10 kilos desde marzo. Pesaba 101 y ahora estoy en 91 y sigo bajando poco a poco. Hago ejercicio y como menos. Sé que es una putada porque sabemos lo que nos gusta comer, pero hay que tener CONSTANCIA y PACIENCIA con esto. Yo no sigo ninguna dieta, pero me privo de cosas (obviamente de la cerveza no) y cuesta amigo, vaya que si cuesta.

Pero es así, como dices ya es por salud y fuerza de voluntad.

Mucho ánimo y un fuerte abrazo.

Queco dijo...

¡Jo, 40 kilos son muchos kilos! Yo desde que vivo solo engordé diez o quince kilos por las mismas razones: escaso ejercicio y comidas precocinadas. De momento no bajo peso pero al menos lo he estacionado a base de ensaladas y fruta, lo malo es que el fin de semana voy a casa de mis padres y mi madre ahora le ha dado por hacer tartas, con lo que tampoco bajo. En fin, ánimo que con un poquillo de esfuerzo seguro que lo logras. La salud es la salud.

El zoom erótico dijo...

Pero...¿LO VÉIS? TODOS TENEMOS EL JODIDO PROBLEMA, DE UNA FORMA U OTRA.

Gracias a los dos. Ya veréis las fotos del antes y el después..., es de locos.

REFO dijo...

Yo estoy haciendo fotos a la báscula, va mejor para preservar que alguien haga alguna pirula con las fotos.

No te expongas tanto colgándolas, hazme caso.

MUCHA SUERTE, Mocu, vas a hacerlo con la punta de la polla. Lo sé. Eres grande, pero por dentro, porque dentro de poco no lo serás por fuera.

Anónimo dijo...

AJJAJJ, COMO TÚ, QUE ME PINTARÁS DE HULK? AJJAJA

Sabes que me gusta el jaleo.

CÓMO ME GUSTARÍA ESTAR EN ESA AUDIENCIA, POR DIOS...

Cerezo

REFO dijo...

Pues VENTE, joder. En mi casa hay sitio para uno más.

NO TIENES TÚ PICHA DE VENIRTE.

J. P. Bango dijo...

Pues valor y constancia, camarada. No hay reto más difícil que el vas a emprender: renunciar al placer y darle la razón a una báscula.

-"Entonces, la madurez era esto", se decía aquel tipo mirándose a la tripa.

Ays.

El zoom erótico dijo...

Refonazo, liquidé las vacaciones de este año en Orlando.

Bango, HAY GANAS DE VERTE.

AL dijo...

Mucha suerte en este nuevo intento :)

Ánimo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Ánimo y suerte, Raúl!!!

Seguro que lo logras. Todo está en la mente al fin y al cabo. Si te lo propones, lo harás...

Anónimo dijo...

Suerte y tranquilo,pierde el peso poco a poco con una dieta de endocrino,aunque lo más difícil luego es no engordar de nuevo.

Saludos desde Alcalá de Henares.
Magneto/Sirius Black

Rafalet dijo...

Yo tengo el mismo jodido problema. Pero no es que me guste comer, es que también como poca variedad de alimentos. Desde pequeño, con las papillas, siempre he vomitado toda clase de platos de frutas y verduras que me ponía mi santísima madre.

Desde hace unos meses que he empezado a ponerle remedio. Lo único que me falta es el ejercicio... pero los gimnasios no me gustan nada. Quiero comprarme una bici, pero no tengo sitio en esta casa que se está quedando pequeña para tantas personas...

En fin, todo son problemas. Y encima, ahora me acabo de pesar, y veo que he engordado dos kilos.

¡Qué vida, la nuestra!

El zoom erótico dijo...

Ya te digo, amigo.

Pero SUFRIR es la palabra. Cuánto más sufrimiento, más resultados.

NO hay otra (como para casi todo en la vida).