04 abril, 2007

Will Vinton - Closed Mondays


Eh! What a hell!


Sinopsis: Un viejo borracho se cuela dentro de un museo aun a pesar de estar Cerrado los Lunes. El hombre no sabe ni dónde está, y pasea por el interior del lugar admirando las obras de arte como nadie lo había hecho...
Comentario: El corto desprende imperfección por todas las esquinas, de hecho hoy día son muchos los que realizan mejores animaciones en plastilina. La forma de caminar del protagonista, a lo Quique Tembleque, crea carcajadas hasta en el espectador más respetuoso. Los enormes zapatos que lo mantienen de pie producen verguenza ajena hasta al más inexperto animador. Peeero, por encima de estas pequeñeces técnicas prevalece lo más destacado del film, lo que a todos nos ha mantenido pegados al YouTube (a falta de ediciones comerciales...*) durante los 7 minutos, aquello que muchos no habrían destacado nunca precisamente por estar realizado con una sobria maestría soberbia: la gesticulación del personaje. Detalles tan sutiles como el hinchamiento de las mejillas, o el perfecto movimiento de la mirada, son dignos de admirar una y otra vez. Sin duda han elegido al personaje perfecto para poner a prueba sus habilidades... ¡y qué habilidades!
Director: La pesadilla de Nick Park tiene un nombre: Will Vinton. Vinton no es un pionero de la animación en plastilina, pero sí es uno de los que más han aportado a esta dificilísima técnica cinematográfica. Como ya dije, su capacidad para dotar de expresividad facial a sus personajes es pasmosa. En éste su primer cortometraje, de 1974 y co-dirigido por Bob Gardiner, ya consigue hipnotizarnos con la interpretación de su personaje, que bien se merecía un Oscar al mejor actor (bueno, se lo llevó al mejor cortometraje animado...). Y seguirá deslumbrándonos con sus obras posteriores, como en lo que fue su primera película en plastilina, y también la primera de la historia, antes que "Pesadilla Antes de Navidad", y mucho antes que "Chicken Run"; me refiero a la genial película "The Adventures of Mark Twain", que por cierto me he comprado hace una semana en Amazon.com porque en España no la hay*.


*Teoría sobre la piratería (2ª parte):
Uno de los problemas sobre la piratería, y que no se tiene mucho en cuenta, es el tema de la edición de los CD's, DVD's, Blu-Ray's, etc. Ya no es sólo que se echen en falta títulos interesantes que no existen en España; seguro que todos los que leéis este articulo tenéis en mente una o dos o cincuenta películas que os gustaría ver editadas en este país y que no salen ni saldrán nunca. Es que además, muchas de las que están ya editadas son un insulto al comprador, y a continuación enumero algunas de las razones que se me ocurren en tiempo real:
-La película física no debería limitarse a una caja de plástico, una carátula y un disco. Deberían incorporar algo más, algún folleto, alguna postal con imágenes,... algo material que rivalice con el funcionamiento de la piratería por Internet, donde no se recibe nada material sino pura información digital.
-Sobre las carátulas se podría hacer un concurso para premiar a la más hortera y candidatos no faltarían. Todavía intento borrar de mi mente la carátula/cartel de "Mi Vecino Totoro" en VHS de hace unos años... Vale, también hay carátulas muy buenas, pero yo estoy ahora para criticar no para elogiar.. ((emoticono burlón)).
-El material de algunas cajas deja mucho que desear. Muchas películas llegan ya rotas a los almacenes de distribución y otras tantas serán vendidas con el disco bailando dentro de la caja. Y es que el mayor error está siempre en el... la... ...bueno en esa cosa que sujeta el DVD, y que a veces lo agarra a conciencia, porque desde luego no es normal perder tantas calorías en intentar arrancar el disco de la caja, causando incluso roturas en los peores casos.
-El truquito de sacar una película muy importante y sin ningún extra ni nada, para volver a sacarla un par de años más tarde con doble DVD, documentales, escenas eliminadas, imagen súper remasterizada y sonido 7.1 mega THX, ya empieza a fastidiar; sobre todo porque los que se compran la primera edición cutre son precisamente los más fanáticos de dicha película, y ahora se verán obligados a comprar la nueva versión y vender la anterior. Vamos, que las compañías se dedican a repartir collejas a sus mejores clientes y regalos a todos los demás.
-Si un cliente se COMPRA un DVD, ¿por qué tiene que tragarse la propaganda antipiratería y las leyes de los derechos de autor que aparecen al principio y que no puedes saltarte por muchos botones que presiones? Es como si te riñen después de haber hecho algo bueno, por si acaso....... [La SGAE creando escuela].
En resumen, ¿por qué doy la lata con todo esto? En realidad, si bien la vez anterior reprochaba la falta de gusto de algunos internautas piratas, ahora critico la misma falta de gusto por parte de las productoras. Es por tanto a las compañías a quienes me dirijo (si yo no fuera un cero a la izquierda, claro), y si quieren luchar contra la piratería que se dejen de pataletas y se pongan las pilas. Y no estoy pidiendo demasiado, de hecho estoy pidiendo lo mínimo porque, de todos los problemas que he mencionado, en Internet (la tienda gratuita y -prepárense para reir:- legal) no existe ninguno de ellos. Y repito: lo que da Internet son ceros y unos, material digital, SOFTware; pero el material físico, el HARDware, hay que comprarlo, que remedio; pues que aprendan a explotar ese hardware que hay en el mundo del vídeo y de la música. ¡Es más! (y ya acabo), predigo que en un futuro no muy lejano, cuando el HDDVD, y luego el Blu-Ray, pasen de moda, las productoras serán por fin conscientes de mi teoría y volverán a editar cintas como las VHS (pero más pequeñas, estéticas, digitales, ultra HD, etc..), valorando ya la supremacía de la materia física sobre la puramente digital (ya que los discos no los considero materiales, pues no son más que plásticos donde poder meter la información digital, que es a lo que se le da toda la importancia ahora mismo).

By Fran Estévez

1 comentario:

Nicolás Alcalá dijo...

Ole por el anexo :)