30 marzo, 2007

Catálogo Kimuak 2006/2007



La iniciativa Kimuak ha sido una de las que más han aportado al panorama nacional del cortometraje, una propuesta inteligente, bien presentada, con un respeto máximo a los productos que desde su catálogo ofrecen; en definitiva un ejemplo a seguir. No en vano ha tenido sus merecidas recompensas a lo largo de estos últimos 8 años de funcionamiento: de sus retoños han salido "Cien maneras de hacer pollo al chilindrón", "Looking for Chencho" o "Cuando puedas" de Kepa Sojo, "El cuervo" de Tinieblas González, "Amor de madre" de Gorka Vázquez y Koldo Serra, "Torre" o "El soñador" de Oskar Santos, "...ya no puede caminar" de Luiso Berdejo, "La primera vez" y "Éramos pocos" de Borja Cobeaga, "Snuff 2000" de Borja Crespo, "las Superamigas contra el profesor Vinilo" de Domingo González, "El tren de la bruja" de Koldo Serra, "7:35 de la mañana" o "Choque" de Nacho Vigalondo, "Dientes de leche" de Claus Groten, "Ana y Manuel" de Manuel Calvo, "El gran Zambini" de Igor Legarreta y Emilio Pérez o "Sintonía" de Jose María Goneaga. Como podéis apreciar, siempre tienen entre sus manos algún cortometraje muy destacado, cuando no directamente oro puro, que se reconoce sin rubor en los festivales nacionales e internacionales, y que ya les ha llevado dos veces a la alfombra roja. Por ello, no nos deja de extrañar la última selección, que bien si sale de la tangente, algo que es de agradecer, no termina de llenarnos que acostumbrados a una calidad intachable, nos encontremos con el catálogo más flojo de los últimos años, sin que ello ponga en duda que son trabajos muy meritorios, pero por debajo de lo que venía siendo habitual. Pasamos a analizar el catálogo 2006/2007 de la Selección de Cortometrajes Vascos Kimuak:



Cirugía de Alberto González
El autor de la página Querido Antonio es probablemente, uno de los animadores cuyo trabajo es más reconocido a través de Internet: si ya levantó ampollas con "En menudo jary se metió mi Fari" o "Un día con Amenábar" (y secuela), el trabajo que aquí tenemos ya había quedado con un segundo premio en el Notodofilmfest del año anterior, aunque muchos apostaban por que fuese el primero. Sin ir más lejos, recientemente se ha llevado el premio Cameo y podéis disfrutar de esta pieza en el DVD que la revista Fotogramas regala este mes. No es de extrañar: "Cirugía" es uno de los mejores trabajos del autor de "Contar ovejas", que sin abandonar las referencias a la cultura pop descontextualizada, la visión crítica y deformada de la realidad y un laborioso estilo de animación que crea escuela, nos cuenta la que quizás sea su historia más poética, más cercana al público pero igual de impactante que cualquiera de sus trabajos anteriores. Sin duda, el mejor corto del catálogo.



For(r)est in the des(s)ert de Luiso Berdejo
Luiso Berdejo ha tenido sin duda una carrera interesante dentro del mundo del cortometraje: "...ya no puede caminar" o su co-autoría de "La guerra" le han reportado premios y satisfacciones, y yo no dejo de recomendar la película de Paco Plaza para televisión "Cuento de Navidad", cuyo guionista el autor que aquí nos ocupa. Es por ello, porque quizás ha llegado un momento en que la suma de niños y bosques, que se representaban como un ejercicio de estilo en su diminuto "Faraón", es lo que se puede esperar de él, y curiosamente, aunque cumple con las expectativas de sus seguidores, la historia que nos narra se aleja mucho de las fórmulas de terror a las que nos venía acostumbrando. Por ello, esta historia de ciencia ficción guarda, si se me permite la comparación, similitudes con la última obra de Manoj N. Shyamalan, "La joven del agua"; y no porque en ambos se puedan leer mensajes de otras civilizaciones en cajas de cereales, si no porque en ambas, la historia principal esconde un mensaje de alerta y de esperanza que intenta despertarnos ante la situación en la que vivimos, pero el problema es que el resultado está muy lejos de llegar a sus intenciones. La historia es fría, quirúrgica, no despierta ningún interés ni sentimiento, y esas imágenes de archivo avisándonos de nuestra perdición no hacen si no recordarnos los telediarios de cada día, a los que desgraciadamente nos hemos insensibilizado. Es de destacar la gran labor de montaje y las intenciones, y esperamos que pronto podamos ver el primer largometraje de Berdejo; también no quiero pasar al siguiente corto sin mencionar el premio de este corto en el pasado festival de Sitges, y que también lo podéis encontrar, como Segundo Premio del Jurado, en el dvd de Fotogramas en Corto 2007.



Juego de Ione Hérnandez
Mentiría si dijese que he entendido el corto. Y será difícil hacer una crítica de un cortometraje que no he entendido. No comprendo sus pretensiones, no comprendo su historia, no comprendo las elecciones que se toman, tanto en la historia como fuera de ella. Podría hablar de impresiones, de que forma parte de esos cortometrajes de aparente estilo romántico que no llevan a ninguna parte al espectador, intentan emocionar con temas que dejan frío. Y la críptica que encierra desde su mismo título no ayuda a empatizar con el mismo. Si tengo que poner un punto negativo, en mi opinión, gravísimo, es el mal uso de la canción de Damien Rice.



Máquina de Gabe Ibañez
No descubro nada nuevo en este cortometraje si hablo de influencias como Jaume Balagueró o Shinya Tsukamoto. Una muy buena puesta en escena, un excelente diseño artístico, una fotografía de primera... al servicio de una idea interesante pero sin desarrollar. De todas formas, Ibañez es alguien a quien seguir en próximos trabajos. Como mínimo hay que aplaudir el riesgo de hacer un trabajo tan explícito y con una temática no a gusto de todos.



Midori de Koldo Almandoz
Almandoz es un habitual de Kimuak, y el cortometraje que firma este año no me ha convencido en absoluto. Lo que empieza como el eco del "Sans Soleil" de Chris Marker, esas vacaciones al otro lado del mundo y los bellos momentos que la cámara capta, se vuelve un indescriptible y bizarro trabajo en torno al onanismo de recuerdos de su narrador. De nuevo es otra propuesta arriesgada que naufraga en su propio mar de incomprensión.



El relevo de David González
Un cortometraje casi en tiempo real que retrata, en pocos minutos, la relación de una pareja y el poco tiempo que sus trabajos les permiten verse. Un mundo de prisas que se ve menguado quizás por pequeñas provocaciones hoy por hoy estériles en pantalla, para un público acostumbrado a todo, si bien es cierto que tanto los actores, como el mimo por sus personajes y la dirección de los mismos intérpretes, son un trabajo excelente, el resto no pasa de lo ya visto. Es curioso, en cierta manera, que por ello sea el cortometraje menos arriesgado del catálogo, y que ese sea su principal defecto.



Sarean de Asier Altuna
Los que me hayan seguido leyendo, que alguno habrá, sabrán que por norma general, no suelo empatizar con esos trabajos cargados de monotonía, tópicos, temas de actualidad trillados y falsas e hipócritas intenciones de adoctrinarme en algún tipo de mensaje social barato. Es más, lo que viene siendo habitual es que apueste por cortometrajes mucho más cercanos a "Máquina" o a "Midori", y sin embargo ambos me han dejado en mayor o menor medida, insatisfecho. Es por ello que resulta curioso que el último cortometraje del catálogo, el último de este breve repaso a Kimuak 06/07, tenga como principal atractivo que precisamente esconde un mensaje de temática social y actual, y base todo su efectismo en él... y sin embargo me guste. El motivo de porque Sarean me parece un corto interesante no es tanto por su planteamiento de falso documental que se convierte en una metáfora sobre la inmigración, ni su excelente realización, ni su brevedad; No, el motivo de que me resulte tan interesante es que consigue contarme algo a lo que en principio suelo ser reticente, y no me siento ni adoctrinado ni engañado, ni me molesta. Me muestra una realidad de una forma brutal pero sin obligarme a verla desde un punto de vista demasiado concreto y politizado. En ese sentido, se puede decir que aunque de ficción, no esta nada mal que lo vendan como documental, pues sus objetivos y sus logros se mueven en este género.

Y nada más, les deseamos lo mejor a los cortos aquí mencionados y a la gente de Kimuak, que han impulsado tanto este mundo y que todavía les queda mucho que decir y muchos jóvenes creadores por descubrir, vascos o no. No dejan de ser una de las apuestas más inteligentes en este mundo, como certifican sus premios, selecciones y los nombres que han llenado estos últimos ocho años, aunque luego sus piezas, dentro del gusto personal puedan o no resultar acertadas a los ojos del espectador o del crítico, no por ello desmerecen su valor y su interés. Por mucho más años con ellos.

by Henrique Lage

PRÓXIMAMENTE: Nicolas Alcalá habla de amateurs, de Lynch y de De Palma.

1 comentario:

ahram dijo...

bonito, henry.