04 noviembre, 2006

Críticas Instantáneas: "Blas" (Javier Gullón, 2006)


Una crítica y una breve y superficial reflexión sobre el corto-gag o corto-chiste:

Enlace a la obra para su previo visionado



Lo primero que destaca de "Blas" es su aparente sencillez: una montaje de fotos, mayoritariamente reales y alguna hecha para la ocasión casi al final, a ritmo musical, mientras una voz en off narra una historia que podría ser la de cualquiera de nosotros; la sensación de cercanía que esto mismo produce y su simple pero efectiva propuesta lo hacen destacar notablemente hasta que concluye, con un gag no especialmente brillante, pero sí honesto con los evidentes escasos medios y con acierto: tras la retahíla de fotos que resumen toda una vida se esconde un último plano final que resume la conclusión a la que se llega al narrar dichas vivencias. Con alguna puya intermedia y sutil en la narración y un aire evidentemente nostálgico, y con el siempre buen punto a su favor que resulta su escasísima duración (de verdad, chic@s: si podeis contarlo en tres minutos no lo conteis en quince, los que vemos cortometrajes os lo agradeceremos y vosotros tendreis menos trabajo); pero precisamente todos estos factores juegan en su contra a la hora de tomarse en serio: para empezar es un corto-chiste, de los que abundan en cantidad (y los veremos reproduciendose como esporas en el Notodofilmfest, tiempo al tiempo) cuyo principal defecto de este, llamémosle, sub-formato (no por ser inferior, sino por ser un formato dentro de otro formato) reside en su ritmo narrativo, ya que implica elaborar una exposición que rara vez llega conflicto y concluir con el tan ansiado giro final o gag que pretende despertar una sonrisa o una carcajada en los más ambiciosos (y normalmente fallidos) cortometrajes-chiste. Dejando un lado lo denostada que ha estado siempre la comedia, en el mundo de las historias breves, ya de por sí marginal, resulta muchísimo más fácil la crítica negativa, apelando a términos como "sketch" que llevan la realización al término "televisivo" usado de forma despectiva.



Es común que para muchos resulte poco atractivo ya no de por sí este tipo de narración dentro del cortometraje, si no el uso propio de chistes de la cultura popular como guión de partida, algo que suele mosquear a algunos, especialmente por la escasa originalidad y el nulo trabajo que, aparentemente y a los ojos del espectador, conlleva, sea o no sea así. Pero no es menos cierto que el sub-formato funciona a las mil maravillas en Internet o en medios televisivos, y no hace poner ejemplos porque todos tenemos en mente que gran parte, si no la mitad, de lo que por esos medios se emite, recurren a este sistema. Se puede decir que es un tipo de narración dinámica, que suele dejar buen sabor de boca si se hace bien y con esmero, que carece de la suficiente transcendencia oculta como para resultar destacable, y por ello, víctima de las críticas negativas al acecho.



En definitiva, "Blas" es un corto en el que poco hay que destacar, quizás que consigue lo que se propone precisamente por optar a una meta baja, pero realista a nuestro entender y destacando los medios de los que evidentemente carece. Entre tanta vacuicidad y falsa transcendencia, viene bien quitarse las polillas con una breve pero agradecida sonrisa, y "Blas" cumple. No seré yo quien diga que "Blas" es un gran corto, pero sí quien lo defienda como la pieza más honesta presentada hasta ahora en Fotogramas en Corto, ediciones anteriores inclusive.

by Henrique Lage

PRÓXIMAMENTE: Arrebatos de corta duración. Una retrospectiva biofilmográfica en torno a Iván Zulueta.

1 comentario:

me-mania dijo...

muy bueno el chiste del asesino.. ejejeje...