17 abril, 2006

Isaac Berrocal.-Volumen II



Para completar el estudio de Berrocal, me enfrento esta vez a algunas obras sueltas que, por cuestión de disponibilidad, habían quedado descolgadas de la anterior entrega, y que muestran el pasado y el presente de este creador. Play es oficialmente su primer corto, y El mal de Lumance, el último.



Play

Impactante corto que se desarrolla casi sin diálogo y se centra en el tema de las snuff movies; en algunos aspectos parece influida por The ring o Tesis, pero explora el tema con una audacia desacomplejada en la que las imágenes hablan por si solas y no hay necesidad de verter reflexión o conclusión sobre ellas.

Como sucediera en obras posteriores, en Play ya se dan cita en todo su esplendor muchos de los puntos comunes de las obras de Berrocal: el psicópata misógino que esclaviza a la mujer y la presencia de lo audiovisual como extensión o representación de los sueños y pesadillas; cintas de video, televisores y cámaras se convierten en instrumentos para perpetrar / realizar estos sueños o pesadillas y dejar terrible constancia de ellos frente a nuestros atónitos ojos.

Berrocal saca un enorme partido al tema, partiendo de situaciones cotidianas para ir progresivamente enrareciendo la atmósfera, demostrando una enorme habilidad para extraer lo máximo posible de su falta de presupuesto. Play es tan interesante y está tan bien concebida que, a diferencia de otras obras del mismo autor, es difícil concebirla con otros medios que el del video casero, puesto que el propio grano de la cinta de 8 mm. con que fue rodada aumenta la sensación de miedo y violencia ocultos, casi a modo de reflexión metacinematográfica, intencional o no.

Con un montaje excelente y un gran ojo para el encuadre y la progresión dramática, Play es una de las mejores obras de Berrocal, resumen y prólogo de lo desarrollado posteriormente en la trilogía "perversa" que conforman Misógino, El amor de Carlos y Atalaya reverse.



Atalaya

Atalaya es el corto que dio origen a Atalaya reverse; es exactamente lo mismo, solo que narrado en el sentido convencional, y, curiosamente, es menos atractivo y efectivo, puesto que se acusa la linealidad de la historia y se pierde el efecto sorprendente y la audacia técnica de su inverso. (Véase Atalaya reverse en la anterior entrega del estudio)



El mal de Lumance

Un divertido mini-corto sobre una peculiar enfermedad que invierte los actos de quienes la padecen: los enfermos hablan al revés, se mueven al revés, todo les sucede al revés. El propio Berrocal interpreta al enfermo de forma simpática y eficiente.

Aparte de su humor gamberro, es de destacar este corto por su pericia técnica; en varios planos se combinan personajes que se mueven correctamente con el enfermo que lo hace a la inversa, con un empleo más que notable de los medios digitales. Bien montado y fotografiado en B/N, esta obra da una idea de hacia donde puede dirigirse la obra de Berrocal en el futuro.


Desde las pesadillas con elemento audiovisual por medio hasta el humor gamberro, Berrocal ha avanzado en su temática sin dejar de ser él mismo en ningún momento, rindiendo homenaje con sus formas a numerosos creadores audiovisuales clásicos y modernos pero con espíritu propio. Es de agradecer su desparpajo, su ambición, sus ganas de superar la modestia y/o ausencia de presupuesto con ideas interesantes, montajes atrevidos, temáticas impactantes... Aún falta que Berrocal centre mejor sus esfuerzos, concrete mejor sus ideas, pula algunos de sus tics amateurs. A poco que afine su puntería y consiga la financiación que pide a gritos, nos encontraremos con un creador que a nadie dejará indiferente.

By Toshiro Kurosawa

Próximamente: El Gran Zambini, de Igor Legarreta y Emilio Pérez(2005)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

eso eso, el gran zambini. Dejaos de isaac berrocal y mas daniel sanchez arevalo o zambinis que os subiran las visitas al blog y es que es normal

Franco dijo...

A mí me ha gustado El mal de Lumance, es ingenioso. No había visto nada de este director´, tratare de ver mas cosas.