17 julio, 2006

JURADO ESCORTO III Y IV: Iván Sáinz Pardo y Miguel Á. Refoyo "REFO"


Pardo Escorta,
contesta
y se nos hace habitual
en los contenidos de
nuestro espacio...




BIOGRAFÍA IVÁN SÁINZ-PARDO


1972 -Nació en Madrid.

1991 -Comenzó los estudios de Filología Alemana en Facultad de Filosofía y Letras de Valladolid.

1998 –Curso de operador de cámara para Televisión.

-Realiza varios cortometrajes en formato video que reciben varios premios en distintos festivales. A destacar "Apretón Mortal" (1996), "Descanse en Paz"(1998), "La Frontera Silenciosa" (1999).

1999 -Admitido para cursar estudios de Dirección en la Escuela de Cine y Televisión de Munich, Alemania.

2001 -Rueda su primer cortometraje en formato cine."Schneckentraum" (El Sueño del Caracol)Ganador de 36 premios internacionales.Preseleccionado a los Oscars y nominado al "Deutsche Kurzfilmpreis" (equivalente al Goya español).

2002 -La Institución Nacional Cinematográfica Friedrich WilhelmMurnau-Stiftung premió su cortometraje "El Sueño del Caracol" como mejor corto y le nombró mejor director joven de Alemania 2002.

2003 – Estrena su segundo trabajo para la Escuela de Cine de Munich, el cortometraje "Simones Labyrinth" (El Laberinto de Simone) .Elogiado por crítica y público y con más de medio centenar de premios internacionales.

- En este año es galardonado con la Mención Especial 2003 de los "Premios de Cine Olid Meliá de Valladolid" (Que anualmente y desde hace más de quince años, la Cátedra de Cine de Valladolid, la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), y distintas autoridades y miembros de la prensa, radio y televisión de dicha ciudad, conceden a los protagonistas más destacados del mundo cinematográfico).

-Seleccionado para participar en la Berlinale Talent Campus 2003.

2004 – "El Laberinto de Simone" recibe dos nominaciones al DeutcherKamera-Preis.Mejor Director de Fotografía (Holger Diener) y Mejor Edición (Olivia Retzer)

-Master de cine en los estudios Universal en Hollywood. (Gracias a uno de los premios obtenidos, concretamente el "Shocking ShortsAwards 2003", que le otorgó el canal de televisión "Calle 13" en Alemania,durante el Festival de Cine de Munich 2003).

-Rueda "Entre nosotros" cortometraje en formato cine donde comparte la autoría del guión y la dirección (temporalmente) con el realizador Darío Stegmayer.

-Finalista de la campaña publicitaria "Jovenes cerebros" de la marca Cutty Shark con el anuncio "Heroes".



Photobucket - Video and Image Hosting


- ¿Qué criterios sigues para valorar un corto?

Que consiga transmitir su mensaje y la coherencia de sus parámetros artísticos.

- ¿Eres capaz de dejar de lado el origen y la ‘reputación’ del corto antes de verlo?

No hay porqué, toda información es buena para formar una valoración honesta. El contexto, a veces, puede ser parte incluso parte de la obra. Lo importante es ordenar las sensaciones que provoca la pieza en el receptor.

- ¿Para valorar mejor el corto es necesario conocer al director?

No obligatoriamente. El corto mismo debería de contarnos, en realidad, quien es su director.

- ¿Los cortos están viviendo su mejor momento?

Si hablamos del número de festivales y de cortometrajes realizados al año en España, sin duda es un momento extraordinario. Además, las nuevas tecnologías con el mundo digital y los programas de edición al alcance de todos, acercan la producción de cortos a la misma casa del autor. Pero yo, personalmente, prefiero la calidad a la cantidad.

- Se critica que los cortos tratan historias poco elaboradas, que tienen poco que contar...

No es cierto. En este país se critica mucho y se actúa menos. El vacío creativo es aún si cabe más alarmante en el mundo del largometraje. Los largos no cuentan más, solo tardan más en hacerlo.

- ¿Un festival puede cambiar el destino de un corto?

No para quien cree románticamente en el destino como Dios todopoderoso. Pero para el resto, sí, evidentemente el éxito en un festival importante puede llamar la atención de otros festivales a la hora de seleccionar o premiar un cortometraje.

- ¿Por qué es tan habitual que una misma persona forme parte de varios jurados? ¿Nadie quiere ser jurado?

No tengo ni idea. Yo de momento voy a ser parte del jurado de este festival. Después de vivir la experiencia, os podré contar si ya se me han quitado las ganas para siempre o no.

- Se os acusa de ser muy conservadores en vuestras decisiones

No se que significa ser conservador al valorar un corto u otro, pero en mi caso, sería la primera vez en la vida que alguien me tacha de conservador en algo.

- ¿Qué os parecería contar con el Premio al Mejor Miembro del Jurado?

¿Se premia a los jurados? De haberlo sabido, hubiera suspendido a unos cuantos.

- Stephen Frears ha declarado recientemente que los festivales se han convertido en un gheto profesional donde sólo se juzga a los autores...

Que cada uno declare lo que quiera. Quien hace cine honestamente no se preocupa primordialmente de los jurados ni los festivales.

- ¿Por dónde van los tiros de los cortos favoritos del festival? ¿Apostáis por los nuevos autores?

Estoy fuera del circuito desde hace un par de años. Así que comienzo de cero. Seré el primer sorprendido por los nuevos autores y por los tiros en este festival.


Vamos ahora
con esta pieza,
desarrollada en
una abismal entrevista...


BIOGRAFÍA MIGUEL Á. REFOYO


Nacido en Salamanca, Miguel Á. Refoyo es licenciado en Ciencias de la Información y Filosofía. Ha trabajado como periodista en varios medios de comunicación en el ámbito de la crítica cinematográfica, en el mundo publicitario y como editor de contenidos en varias páginas web. Como guionista ha colaborado en diversos programas de radio, cómics y programas de televisión.

También es autor de una novela inédita, así como de numerosos relatos cortos de terror y ciencia ficción. Como realizador, Refoyo ha dirigido ‘Abyecto’ y ‘El Código de las Sombras’, dos cortometrajes rodados en vídeo y ‘El Límite’, cortometraje en formato digital que ha participado en los festivales más importantes nacionales e internacionales. También ha trabajado como guionista de largometrajes y es el creador y redactor del célebre weblog ‘Un mundo desde el Abismo’, referencia multitemática de la red.

Photobucket - Video and Image Hosting


- ¿Qué criterios sigues para valorar un corto?

Depende de muchos factores. En general se suele acudir a la eficacia del conjunto, independientemente de los medios que se hayan utilizado y sean visibles en pantalla. Hay distintos baremos para cada corto, ya que puede darse que un trabajo muy caro que estéticamente sea magnífico pero no esté a la altura en otras parcelas importantes para que un corto esté por encima de otro, como la dirección, el guión, la intencionalidad de fondo, las interpretaciones…

- ¿Eres capaz de dejar de lado el origen y la ‘reputación’ del corto antes de verlo?
Es que este requisito es necesario. Por mucha repercusión que haya tenido un corto, no tiene que influir en absoluto para juzgarlo en un festival concreto. Que un cortometraje haya ganado muchos premios o su director sea muy influyente y reconocido no tiene que ser motivo para partir con ninguna ventaja. La premisa fundamental de un jurado es que prevalezca la imparcialidad. Es el requisito para que el palmarés sea lo más honesto posible.

- ¿Para valorar mejor el corto es necesario conocer al director?
De ningún modo, porque lo que se valora es un trabajo individual que representa un momento concreto en la carrera de ese director. No hay necesidad de saber cuáles son sus anteriores trabajos. Evalúas un momento concreto, materializado en un trabajo que tienes que considerar. Nada más.

- ¿Los cortos están viviendo su mejor momento?

Realmente, creo que no. Hay mucha adulteración, pretensiones y autocomplacencia. La gente hace cortos para ganar premios, no para aprender o divertirse. Hay un rollo acomodaticio en las propuestas. Cada vez cuesta más ver un corto que se salga de la norma o sorprenda. La clave estaría en ser un poco más ambiciosos en las propuestas y en las temáticas. Aunque hacer cortos de calidad es una tarea ardua y costosa, por lo que es entendible que la gente vaya sobre seguro. Por otra parte, el acceso a las nuevas tecnologías digitales ofrece un mayor acercamiento a la posibilidad de hacer cine en un entorno que hace años era imposible de pensar. El cine digital, como medio de aprendizaje o de progreso profesional tiene un potencial increíble, una fuerza descentralizadora y democratizadora para hacer más amplio el acceso al medio audiovisual. Yo lo veo como motor de desarrollo bastante interesante, para un cambio hacia una sociedad cinematográfica más justa. Pero entraríamos en el conflicto de la calidad y las oportunidades. Por lo que es un tema bastante complejo.


- Se critica que los cortos tratan historias poco elaboradas, que tienen poco que contar...

Lo que hace falta es que las historias sean lo suficientemente atractivas para que gusten. Creo que en el mundo del corto hay de todo. No se puede generalizar. Es un género como otro cualquiera, con sus vicios y habilidades, sus defectos y sus virtudes. Y eso, se refleja en los proyectos cortometrajísticos, por lo que es imposible sistematizar de forma unánime una opinión al respecto.

- ¿Un festival puede cambiar el destino de un corto?

Absolutamente. Cuando uno gana un premio u obtiene una mención en un certamen, en los demás festivales se cuenta con un importante aliciente añadido de cara al comité de selección. No es indicativo de la calidad del trabajo, pero supone un empujón importante y una carta de recomendación en el circuito de festivales.

- ¿Por qué es tan habitual que una misma persona forme parte de varios jurados? ¿Nadie quiere ser jurado?

No sé responder a esto porque otros no quieren ser jurado. En mi caso, estoy encantado y muy agradecido. Yo es la primera vez que voy a formar parte de un jurado, pero no me importaría repetir en otros tantos. Te ofrece la posibilidad de ver trabajos de otras personas, viajas y conoces gente. Qué más se puede pedir.

- Se os acusa de ser muy conservadores en vuestras decisiones.

Las opiniones de un jurado se basan en la individualidad de cada uno, en la subjetividad como espectador. El conflicto llega cuando hay que poner en común opiniones y adquirir un compromiso colectivo para decidir quién se merece los premios. Para llegar a la concordia es necesario deliberar mucho y es cierto que a veces esto conlleva al conservadurismo en las decisiones. Lo más coherente es simplificar eligiendo cortos que hayan gustado a la mayoría. Por eso, hay que procurar ser lo más ecuánime posible.

- ¿Qué os parecería contar con el Premio al Mejor Miembro del Jurado?

No tendría mucho sentido, ya que los reconocimientos tienen que recompensar el trabajo de los cortometrajistas y de los equipos que han participado en el certamen. No obstante, suena divertido.

- Stephen Frears ha declarado recientemente que los festivales se han convertido en un gheto profesional donde sólo se juzga a los autores...
Formar parte de un jurado es algo complicado porque sabes que nunca va a llover a gusto de todos. Muchos piensan que las decisiones de los jurados son contrarias a los gustos de la mayoría y propensa a la defensa de películas aburridas, extrañas o directamente incomprensibles. Pero siempre no es así. Aunque reconozco que he estado en festivales internacionales en los que las decisiones fueron totalmente ambiguas e incoherentes.

- ¿Por dónde van los tiros de los cortos favoritos del festival? ¿Apostáis por los nuevos autores?

De momento, sólo hay que ir con la idea de disfrutar del festival, de identificarse con el evento y pensar poco en la metodología clara y la base de análisis que se va a llevar. Vaticinar cuál va a ser un posible palmarés sin ver los cortos es absurdo. Por lo que habrá que esperar a ver todos los trabajos y esperar que lo tengamos difícil en la decisión final. Eso, querrá decir que los cortos de Escorto han respondido a las expectativas esperadas y que ha sido un éxito. Que es lo que queremos todos.


By Ángeles G. Rivera

Próximamente: Nueva entrada en el Zoom Radiático

1 comentario:

Ru8iN dijo...

Lo que digan estos dos señores va directamente a los altares de la filosofía cinematográfica.

Saludos from La Bellota!