22 noviembre, 2007

LA GUERRA DE LOS FORMATOS

-3ª PARTE-
(¡Aleluya!)

Con la sustitución del VHS por el DVD hace ya unos 10, 9, 8, 7, 6, 5 años.. (las transiciones llevan su tiempo), se había consumado el paso de lo analógico a lo digital. Ahora, en la siguiente fase, pasaremos de la definición estándar a la Alta Definición o HD (High Definition), por lo que entraremos en la 3ª generación de vídeo doméstico. 1ª: VHS 2ª: DVD 3ª: ¿HD DVD ó Blu-ray? He ahí la cuestión. Pero para poder sacar alguna conclusión, explicaré antes las características de, y las diferencias entre, ambos formatos.
El soporte físico elegido en ambos casos fue, como siempre, el disco, en plan CD y DVD pero con la diferencia de que ahora no usan el habitual rayo láser rojo de 650 nanómetros de grosor sino un láser azul-violeta (de ahí "Blu-ray") de 405 nm, lo que les permite meter más información en el mismo espacio. Concretamente 15 Gigas caben en un HD DVD y 25 GB en el Blu-ray Disc; en una sola capa, claro. Los hay de dos capas, con el doble de capacidad en cada caso, y están desarrollando discos de tres capas, y hasta de cuatro, y a saber cuántas más... Pero no creo que eso importe tanto, ya que tan sólo el HD DVD de una capa, con sus "modestos" 15 GB es capaz de almacenar unas 4 horas de vídeo en alta definición, y los 25 GB del Blu-ray reproducen unas 6 horas; es decir mucho más que una película convencional. Por tanto no deberían vendernos la moto con esa moda de los formatos súper memoria; lo que importa es el resultado, o sea la calidad, no la cantidad. Pero el caso es que Sony también supera a Toshiba con respecto a la velocidad de transferencia de datos y es que el Blu-ray puede correr no sólo a 36,5 Megabits por segundo, como el HD DVD, sino también a 54 Mbps (1,5 veces más rápido); pero incluso hay prototipos Blu-ray del doble de velocidad, a 72 Mbps. Claro que todo esto es en la teoría pues, en la práctica, todo depende de la utilización que cada uno haga de sus capacidades, que casi nunca van a tope de sus posibilidades y suelen utilizar su memoria para meter, a veces con calzador, muchos extras en lugar de destinar el espacio para la propia película. En todo caso, Blu-ray tiene a su disposición la posibilidad de grabar una misma película con menos compresión (más calidad) que HD DVD y, además, sobrarle más espacio que a éste para extras.
La resolución de ambos formatos llega a los 1920 puntos de ancho por 1080 de alto, frente a los 720x576 del DVD (en PAL). Además, pueden estar no sólo en entrelazado 1080i sino también en progresivo 1080p que, para no liarnos, diremos simple y llanamente que.. "p" es mejor que "i". Para hacernos una idea, vale con saber que los estudios de cine utilizan esta misma resolución para sus masters digitales, lo que significa que, gracias al Blu-ray y al HD DVD, podremos ver en nuestra casa (y con un equipazo, claro) la película tal cual fue creada; bueno, casi casi, ya que la compresión de vídeo es mayor en los formatos domésticos. Lo que sí no cambia nada es el sonido, que se mantiene idéntico, bit a bit, al máster original, gracias al Dolby TrueHD y al DTS-HD Master Audio, con sus 7.1 canales sin compresión.
En cuanto al precio (¡muy importante!), el HD DVD se lleva la palma porque es más barato de producir ya que no es más que la evolución directa del DVD, y por tanto su fabricación requiere de pocos cambios en las maquinarias. Al contrario le ocurre al Blu-ray Disc, que es un sistema totalmente distinto al DVD y tecnológicamente más complicado, sobre todo gracias a una capa de protección contra rayas y suciedad que el Blu-ray ostenta. Esto hace que necesite, en principio, de una mayor inversión en la producción de sus reproductores y discos. Sí, lo mismo que le pasó con el Betamax, que era un aparato superior... demasiado quizás. Y en los reproductores actuales se nota el mayor precio de los Blu-ray frente a los HD DVD; donde no se nota nada es en los discos, ¡que valen lo mismo! Y eso que un disco HD DVD lleva casi la mitad de tiempo de fabricación que un Blu-ray. Bueno, habrá que tomárselo como una pequeña propina que le ofrecemos al HD DVD... Comparémoslo con en el canon de la SGAE y todo quedará en una pequeñez sin importancia.
El HD DVD está comandado por Toshiba, en colaboración con NEC, Sanyo, Hitachi, Mitsubishi, Kenwood, Canon, Intel y Microsoft, entre otras. Este último supone incluir el imperio Windows, o sea, la inmensa mayoría de usuarios informáticos, pero también el apoyo mediante su consola XBOX 360 con reproductor HD DVD, aunque, eso sí, como accesorio aparte...
Por otro lado, el Blu-ray, a las órdenes de Sony, contraataca respaldado por su inseparable Philips, y seguido de Panasonic, Dell, TDK, Samsung, Sharp, LG, Pioneer, Hewlett-Packard (HP), Apple,... Y también tenemos en este bando una consola que avala el formato, la PlayStation 3 de Sony, que incluye, de serie, el reproductor Blu-ray.
Cabe mencionar el apoyo del DVD Forum a favor del HD DVD, lo que significa todo el repertorio que lo forma y las facilidades que ello le otorga; sin duda se trata de un enchufe importante a tener muy en cuenta. En cualquier caso, hasta aquí la cosa está bastante igualada; se ve que Sony ha sabido enmendar el error del pasado de no "compartir" su Betamax y quedarse sin aliados.
Quizás más importante son los contactos que cada uno de ellos tiene con el mundo cinematográfico. En el lote HD DVD entran compañías como Universal, Paramount, Dreamworks, Warner,... Y con Blu-ray están la todopoderosa Disney, Columbia, Fox, New Line, Paramount (sólo las pelis de Spielberg), Warner,... Y en el caso de Warner, por ejemplo, empezó exclusivamente para HD DVD, pero luego decidió pasarse también a Blu-ray; y esto mismo sucederá con otras compañías para bien de una u otra. Lo que quiere decir que, evidentemente, la decisión real está en el cliente final, quien podrá decantarse por Blu-ray o HD DVD según le parezca. También hay una tercera elección: no quedarse con ninguno y continuar con el económico DVD; de hecho será ésta la opción mayoritaria durante mucho tiempo. Y no es de extrañar, pues lo mismo ocurrió con el paso del VHS al DVD. Si todavía hoy somos muchos los que aun utilizamos el VHS para grabar de la tele, con tal de no aguantar al urólogo (tocapelotas) DVD y sus +R, -R, RW, 1 capa, DL, dos caras, zona 2, multizona, 16X, esta marca no la admite, ésta sí, RAM, ROM,....... ¡Viva el progreso!
A pesar de los problemas habituales de pasar del robusto analógico al frágil digital, las mejoras también fueron enormes: ya no había posibilidad de elegir mal (¿VHS o Beta?) porque sólo había un formato, era más ligero y manejable,
un empeoramiento nulo con los múltiples visionados gracias al láser, calidad de imagen y sonido muy mejorados, acceso directo a escenas sin rebobinados, adiós al tracking, menúes interactivos con contenidos adicionales, múltiples idiomas y subtítulos,... Si aun con tantos avances tecnológicos nos costó años decidirnos por completo, ¿cuántos años de decisión nos llevará introducirnos en un formato que en realidad sólo aporta una nueva tecnología (mayor calidad de imagen y sonido) y que nos obliga además a elegir entre dos formatos? Sin duda nos queda DVD para rato... Y quizás deberíamos llamar a ésta la Guerra de los 100 Años. ¿O quizás no?
Y es que por otro lado, dando una vuelta más de tuerca (de 180º) al asunto, podríamos razonar la cuestión desde el punto de vista de la revolución tecnológica, y concluiríamos diciendo que, este ritmo tan acelerado que llevamos supondrá, en dos o tres años, que todos tengamos un televisor HD en casa y que ya uno de los dos formatos de alta definición esté en clara decadencia respecto al otro. ¿Quién ganará? La verdad, no me importa. Prefiero fantasear pensando en cual será el formato de 4ª generación, que está a la vuelta de la esquina. A mí se me ocurre uno, del que os hablaré el mes que viene; un nuevo formato más pensado en la estética del propio formato y no tanto en su capacidad de memoria, y que es la única solución a uno de los problemas más en boga, boca, actualmente. Lo dejo ahí, en el aire...

ME-MANIA


MUY PRONTO: Los Cronocrímenes obligan a arremangarse a Cerezo.

2 comentarios:

agente_smithx dijo...

Bueno, leyendo esto y viendo lo visto, no tengo la menor duda de que el DVD aun le quedan unos años de vida (2 0 3 de manera activa).

Creo que el nuevo/s formato se ira imponiendo en igual medida que los televisores HD, aunque a menor escala.

En cuanto a los nuevos formatos a mi me da lo mismo (ya hay reproductores híbridos), pero lo que mandan son las ventas y a día de hoy Blue-Ray esta por delante en una proporcion del 60%-40% frente al HD-DVD, epro cierto es que Sony tiende a confundir con los datos que proporciona, y hasta donde se, el total acumulado de Blue-Ray colocados en el mercado, contabiliza los reproductores que incorporan las PS3 que han vendido...

Sea como fuere y quizas en un hipotético desenlace, no haya ni vencedor ni perdedor, sino que coexistan ambos formatos.

Un saludo.

ME-MANIA dijo...

Yo no me fío nada de los datos que dan sobre ventas de uno y otro.. A saber si hablan de un país concreto, si cuentan las consolas, si hablan de una cadena de tiendas específica, si cuentan sólo un mes exacto que desputó uno de ellos, etc... Nada, no se puede saber nada todavía porque el porcentaje de gente que no tiene ninguno de los dos formatos es.. casi todo el mundo.